Reishi, el hongo mágico

     Hoy os traemos un producto del continente asiático, concretamente de China, Japón, Corea o Malasia, entre algún otro lugar. El comienzo de su utilización se remonta a más de 2000 años,  se trata del componente estrella de la medicina tradicional oriental. Se le conoce cómo Reishi, aunque su nombre científico es Ganoderma Lucidum, y se trata de un hongo. Y pese a que se conocen sus estupendas propiedades desde hace muchísimos años, en occidente se comienza a tomar de manera seria a partir del momento en que la Organización Mundial para la Salud ensalza sus magníficas propiedades curativas, sobre todo en nuestro sistemas circulatorio, nervioso e inmunológico, aparte de su poder anticancerígeno.

     Sobre el siglo XIV, gobernaba en China la Dinastía Ming, que contaba entre sus habitantes con un afamado doctor que se llamaba Shi-Jean Lee. Este hombre escribió por entonces un libro al que acuñó “La Gran Farmacopea”, y en él describía al hongo Reishi como la solución perfecta para tener una vida larga y saludable. Vale, quizás no sea el elixir de la eterna juventud de cualquier obra fantasiosa, pero sus defensores son muchos y desde hacen varios siglos, por lo que habrá que probarlo y comprobar esos beneficios que promete.

     Comencemos por el principio, como no puede ser de otra forma.

reishi

Ganoderma Tsugae var Jannieae.jpg
Uploaded by Anndylian

ORIGEN Y DESCRIPCIÓN DEL HONGO REISHI

     Se trata de un hongo suave en edad temprana y coriáceo con el avance del tiempo, es decir, con una apariencia y tacto similar al cuero o el corcho. La variedad de Reishi habitual, ya que hay otros tipos de este hongo de distintos colores, es de un tono rojizo brillante, similar al acabado de un barniz, si bien en las partes exteriores del hongo y dependiendo de la edad, el color puede ser blanco o pardo. La forma nos recuerda a un riñón y es de un tamaño aproximado de 20 cm de diámetro.

     Crece en zonas cálidas, directamente en los troncos de los árboles de zonas asiáticas, pero debido a su demanda, se comienza a cultivar de manera controlada en muchas otras zonas del mundo. A la hora de su consumo, su sabor es amargo y de consistencia dura. Los antiguos reyes solían tomarlo a modo de té para sentirse más vigorosos y con la creencia de que el reishi aumentaba la sabiduría y alargaba la vida. Veamos los beneficios del reishi.

BENEFICIOS DEL REISHI

  •  Ayuda a prevenir y muy efectivo en el tratamiento contra el cáncer: de sobra son conocidas las propiedades curativas del hongo reishi frente a todo tipo de tumores. Este hongo posee como componente, un polisacárido llamado Beta-D-Glucano, que estimula a nuestro sistema inmunológico para que forme células como los macrófagos o las células T, que son un tipo de glóbulos blancos en los que se tiene una gran esperanza para la cura de esta odiosa enfermedad. También aumentan el nivel de inmunoglobulina o los anticuerpos de la sangre, que son proteínas formadas por nuestro sistema inmunológico y que atacarán a bacterias, antígenos, virus, alérgenos o células tumorales.
  • Ayuda a nuestro sistema inmunológico: en lo relativo al asma u otras enfermedades del sistema respiratorio, así como las alergias, el reishi ayudará activamente en frenar la excesiva producción de histamina, que es la sustancia de nuestro cuerpo encargada de desarrollar las típicas reacciones alérgicas como son el estornudo, ojos llorosos o el moqueo en nuestra nariz. Evitando la producción de esta amina, mejoraremos la bronquitis producida por alguna alergia o el asma bronquial. La función de cualquier antihistamínico recetado para llevar mejor el tema de las alergias, es la de bloquear la producción de histamina.
  • Efecto antiinflamatorio: se ha demostrado que el hongo Reishi tienen propiedades antiinflamatorias, posiblemente debido al efecto antioxidante de los radicales libres. Este hongo aumenta la propiedad que tiene la sangre como antioxidante de estos radicales libres. Enfermos de artritis, neuralgia y en general, cualquier persona que sufra inflamación de articulaciones o cualquier otro aparato, pueden resultar beneficiados.
  • Aliado en el tratamiento de problemas relacionados con el sistema circulatorio: son varias las propiedades del reishi que lo convierten en el aliado perfecto si sufrimos de algún problema coronario. Actúa como hipotensor, bajando tanto la presión arterial sistólica como diastólica. Reduce el colesterol gracias al ácido oleico. Mejora la circulación de la sangre al corazón y en caso de haber sufrido una angina de pecho, será de valiosa ayuda en su tratamiento. Antes de su consumo, deberíamos consultar nuestro médico si tomamos algún tipo de medicamento anticoagulante.hongo reishi
  • Contra la diabetes: ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre, reduciéndolos en caso de ser altos.
  • Amigo de nuestro hígado: reduce la inflamación del hígado en caso de estar enfermo debido a la actividad regeneradora de los polisacáridos. Buen regenerador hepático, es decir, ayuda a restaurar las células del riñón dañadas. Importante en la prevención de cirrosis, y disminuye el tiempo de desaparición del alcohol.
  • Mejora nuestro estado de ánimo y nos da energía en esos momentos de fatiga, cansancio o decaimiento.

Hemos visto muchos de los beneficios del hogo Reishi, si bien aún quedará alguno por el tintero. Veamos a continuación las contraindicaciones, que aunque se trata de un producto natural, también debemos nombrar.

CONTRAINDICACIONES DEL HONGO REISHI

  • Partamos citando algo obvio, el reishi tiene ciertos componentes, y hay personas las cuáles pueden presentar algún tipo de intolerancia. Sería conveniente consultar qué forma parte de este hongo para después saber si debemos o no consumirlo.
  • Las personas que sufren diabetes, deberían consultar con su médico, pues el hongo Reishi actúa de modo similar a la insulina que se administrarán.
  • No debería  tomar este hongo, o por lo menos no de manera prolongada, aquellas personas hipotensas o sin serlo, simplemente que suelan tener la tensión baja.
  • Como dijimos con anterioridad, aquellas personas que se medican con algún tipo de anticoagulante, tampoco deberían consumirlo.
  • No hay estudios al respecto, o por lo menos, yo no los he encontrado. Pero no sería recomendable que una mujer embarazada o con intención de estarlo, se interesas por este hongo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *