Presoterapia: el sistema linfático.

   El sistema linfático forma parte, de un modo esencial, del sistema inmunitario de nuestro cuerpo. Está compuesto por órganos, como el timo y el bazo, ganglios linfáticos, como las adenoides y las amígdalas, conductos y vasos sanguíneos.

   A través de ellos se produce y transporta la linfa, en un viaje que va desde los tejidos corporales hasta el torrente sanguíneo. La linfa es un líquido blanquecino-transparente formado por glóbulos blancos (en su mayoría linfocitos) y el quilo (líquido que proviene del intestino y consta de grasas y proteínas).

   Los ganglios linfáticos son pequeñas estructuras que se suelen presentar en racimos y se pueden localizar en zonas del cuerpo como las  ingles, el cuello, las  axilas, en el tórax y el abdomen. Se encargan de producir glóbulos blancos para luchar contra posibles infecciones, además también de filtrar la linfa y eliminan bacterias, células defectuosas, etc.

el sistema linfático

FotosImagenes.org

   Muchas personas desconocen que las adenoides están situadas detrás de las amígdalas, ligeramente hacia arriba. Si abrimos bien la boca delante de un espejo, podremos ver nuestras amígdalas, pero sólo podremos observar las adenoides con un estudio denominado rinofibroscopía o mediante una radiografía de perfil.

   Hoy en día se sabe que la extracción de las amígdalas (amigdalectomía) y/o de las adenoides (adenoidectomía) no influye en los niveles de defensas, al contrario de como se pensaba hace tiempo, cuando se creía que la extracción influía en el deterioro inmunológico, por lo que el sistema linfático no se ve dañado aunque sí modificado.

   La presoterapia es un muy buen método para ayudar al sistema linfático en la eliminación de residuos metabólicos puesto que lo activa, acelerando el proceso y acortando los tiempos en los que las sustancias de deshecho viajan por el organismo. Esto es un factor a tener en cuenta si nos planteamos una bajada de peso, pues nos resultaría de gran ayuda un pequeño tratamiento de presoterapia para ver resultados en menor tiempo. Consultar también cavitación y mesoterapia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *