Natación, un saludable ejercicio aeróbico

    Tenemos claro que nuestro cuerpo necesita moverse para sentirse sano, seas del grupo de gente que no puede vivir sin algún tipo de ejercicio en su rutina diaria, o más bien de aquellos a los que le cuesta arrancar y ponerse en marcha, os interesará esto.

    En el mundo del deporte hay dos grupos de ejercicios claramente diferenciados, la actividad aeróbica y la anaeróbica. Pues bien, al primer grupo deben afiliarse aquellas personas que buscan perder kilos que le sobran y a la par, desean fortalecer una imprescindible parte de su organismo cómo es el sistema circulatorio. Dentro del ejercicio aeróbico podemos resaltar como deportes más recurridos y al alcance de la mayoría de la población, andar, correr de manera moderada, la bicicleta, bailar o la natación. Aquí os contaremos todo lo que necesitáis saber sobre esta sana actividad, la natación.

    La natación es de los deportes más completos que existen, perfecto como ejercicio aeróbico con los beneficios que ello conlleva, maravilloso para tonificar nuestros músculos en un breve espacio de tiempo, el riesgo de sufrir lesiones es bajo, ejercitamos todo nuestro cuerpo y es altamente recomendable como complemento a un tratamiento de rehabilitación para muchos problemas musculares. Sobra decir, la sensación de bienestar que el contacto con el agua brinda a nuestro cuerpo, en verano nos aliviará del sofocante calor, y en invierno, con las actuales piscinas cubiertas y climatizadas resultará una actividad estupenda.

natacion

BENEFICIOS DE LA NATACIÓN

  • Un completísimo deporte para todas las edades: es una de las principales ventajas de este deporte sobre muchos otros. Es apto para un amplio abanico de gente en lo que a edad se refiere, es practicable desde los más pequeños de la casa a personas mayores con problemas típicos de la edad. La razón es sencilla, el agua facilita mucho las cosas, dentro del agua movemos el 10% del peso total de nuestro cuerpo, por lo que si adaptamos el ritmo a nuestra edad, estado físico o demás puntos, disfrutaremos de un rato muy agradable.
  • Excelente aliado a la hora de liberar tensiones y para relajarnos: la natación es una actividad increíble para nuestra salud mental, mejora nuestra calidad de vida y por lo tanto subiremos autoestima. Hay estudios, concretamente uno realizado por un tal David R. Owen y su compañero Bonnie G. Berger allá por el año 1983, que demuestran que deportes como la natación o correr, reducen el nivel de ansiedad, estrés, depresión y hace que nos sintamos más vitales. Sin acudir a ningún tipo de estudio médico, basta con tirarse en una piscina para sentir un estado de relajación total, siempre que sepamos nadar claro jeje.
  • Mejora tu calidad de vida: tengas la edad que tengas, la natación mejorará tu calidad de vida, siendo más evidente en edades avanzadas. Retrasa el envejecimiento, magnífica ayuda para mejorar nuestra capacidad motriz y coordinación.natación
  • Resultados rápidos en nuestra musculatura: la resistencia que opone el agua a nuestro movimiento es mayor a la realización del mismo ejercicio fuera del agua, como es normal. Notaremos resultados en nuestras extremidades en corto plazo, nuestros músculos son agradecidos con la práctica de manera regular de natación. Hay actividades más encaminadas a este objetivo como es el Aqua-gym, que no es otra cosa que la realización de ciertos ejercicios dentro de una piscina, ya sea con un fin estético o como técnica de rehabilitación.
  • Si buscas perder kilos, ¡estás de enhorabuena!: decíamos al principio de nuestro artículo que se trata de un ejercicio aeróbico, y como tal, uno de los resultados que se consiguen es la pérdida de muchas calorías. Obviamente el resultado será mayor con más intensidad y tiempo de realización, pero ya sabéis, a parte de conseguir un cuerpo más bonito, perderéis la grasa acumulada que tanto nos cuesta y una forma agradable.
  • Mejora nuestro sistema circulatorio y sistema respiratorio: toda actividad aeróbica es buena para mejorar la resistencia cardiopulmonar, la natación no iba a ser menos. Colesterol alto, hipertensión, problemas de circulación como por ejemplo varices y demás problemas relacionados se verán beneficiados con buenas sesiones de piscina.
  • Mejoraremos la movilidad y elasticidad de nuestro cuerpo: la natación nos servirá para aumentar la flexibilidad y mejorar la movilidad de nuestras articulaciones.

    Hemos visto algunos de los beneficios de la práctica de este sano deporte, no tenéis que tiraros a la piscina a lo Michael Phelps, bastará con ajustar el tiempo, la frecuencia y la intensidad a vuestra condición física. Os animamos a que descubráis este maravilloso mundo, los resultados son increíbles y muy rápidos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *