Riesgos de la Mesoterapia

     La mesoterapia no es un tratamiento nuevo en el mundo de la medicina alternativa, su nacimiento data por el año 1950 en Francia. Curiosamente ha sido este país el que en el año 2011 prohibió su uso en los salones médicos y estéticos, aludiendo que suponía un “riesgo para la salud” de los consumidores que pretendían tratar la adiposidad subcutánea. El motivo era la aparición de diversos casos de infección por microbacterias, al tratarsRiesgos de la Mesoterapiae esta técnica de múltiples pinchazos, si bien esta medida de prohibición en el país terminó siendo abolida, pues se demostró que el riesgo sólo estaba en la mala aplicación de la técnica.

¿Cuáles son los riesgos de la mesoterapia?

 

   El principal riesgo está en no elegir los profesionales adecuados, deberíamos acudir SÓLO a personal cualificado y con experiencia, que trabaje en unas condiciones sanitarias correctas y que sepan qué tipo de medicamento es el más apropiado para cada uso.

   Así pues, los efectos secundarios más habituales en mesoterapia son los hematomas, hinchazón en forma de bultitos, inflamación en la zona dónde se aplican los pinchazos, ya sean con pistola o con jeringuilla, y cierta insensibilidad. Todo esto dependerá en mayor o menor grado, como hemos dicho con anterioridad, de los profesionales y las condiciones en que llevemos a cabo el tratamiento.

    Actualmente se han mejorado mucho las condiciones higiénicas de casi cualquier centro estético que se precie, y OJO, hablamos de centros estéticos o salones de belleza serios y con buenos profesionales, no sería el caso de algún país en el que se encuentra este tipo de tratamiento incluso en alguna peluquería sin apenas salubridad, por lo que si llevamos a cabo unas medidas asépticas como continuación al tratamiento, no deberíamos sufrir ningún tipo de infección.

    También hay el riesgo de que aparezcan manchas en la piel o pequeñas cicatrices, que desaparecerán con el paso de los días.

    Al tratarse este tratamiento de la aplicación de diversas sustancias en la zona subcutánea por medio de un pinchazo, podría pasar que el paciente sea alérgico a la misma y que se produzca alguna reacción, por eso insistimos en la idea de consultar con su médico o especialista cualquier duda, aparte de contarle antes del comienzo del mismo, todas aquellas sustancias o productos que sepamos a las que somos alérgicos. Sería interesante someterse a una prueba de alergia previa al tratamiento para descartar este tipo de problemas.

 problemas de la mesoterapia  La principal molestia a la hora de someterse a mesoterapia, es el leve malestar que sufrimos en cada pinchazo, si bien todo dependerá del umbral de dolor de cada persona. En muchos centros nos ofrecen la posibilidad de usar una crema anestésica que pueda paliar esto, aunque en la mayoría de los casos no es necesario. También cabe mencionar, que en algunos casos se produce una sensación de quemazón en la zona tratada que no suele durar demasiado.

    No sería conveniente tratar a una mujer embarazada con un tratamiento de mesoterapia, pues aunque no deberían llegar estas sustancias al feto, recomendamos esperarnos a dar a luz para que no haya ningún contratiempo.

   Como veis, respecto a los riesgos de la mesoterapia, la mejor manera de evitar o por lo menos reducir los riesgos, es asegurarnos de estar en manos de profesionales que cumplen las leyes, que usan máquinas correctas y que las sustancias que emplearán están aceptadas por la Federación Internacional de la Industria del Medicamento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *