MESOTERAPIA

    La mesoterapia es una técnica perteneciente a la rama de la medicina alternativa o medicina complementaria. Su origen se data sobre el año 1950 en Francia, siendo sus utilidades varias. Desde un inicio se atribuye a este tratamiento efectos beneficiosos en la cura de dolores crónicos, incluidas aquellas lesiones sufridas fruto de la práctica de deportes. 

    También son de sobra conocidos sus beneficios en el campo de la medicina estética. Se trata de un tratamiento médico no quirúrgico y apenas invasivo, puesto que no supone operación alguna y no tenemos que pasar por ningún postoperatorio.

   Seguramente en alguna ocasión habrás oído hablar de la mesoterapia, y posiblemente sólo le atribuyes efectos positivos en el tratamiento de celulitis o en general, zonas adiposas que nos resultan imposibles de hacer desaparecer únicamente con una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio, pero es algo más que eso, veremos los beneficios de esta revolucionaria técnica en este enlace.

     Y aunque es un tratamiento que se puede utilizar en multitud de zonas de tu cuerpo como son el abdomen, las piernas, brazos o tobillos, podemos concretar que la emplearemos sobretodo en algunas partes del abdomen y en las piernas. Pese a que cabe resaltar la mesoterapia facial, que está tan de moda en las últimas fechas, como solución a aquellas imperfecciones que se presentan en nuestro rostro en forma de zonas adiposas.

    No debemos confundir la mesoterapia con un tratamiento adelgazante, pues ni mucho menos es lo mismo. Para conseguir el resultado esperado, debemos compaginarla con una dieta baja en grasas y ejercicio realizado de manera regular, todo ello con la ingesta de al menos 2 litros de agua.

    Así que ya sabes, si formas parte del 98% de las mujeres u hombres que desearían cambiar o simplemente mejorar alguna zona de tu cuerpo, ve a tu clínica estética o salón de belleza más cercano e infórmate de todo el catálogo de tratamientos que hay actualmente en el mercado, llámense presoterapia, cavitación o mesoterapia, pueden ser tus grandes aliados.

   Como todo tratamiento médico, antes de exponerse a estas técnicas, conviene asesorarse con nuestro doctor o especialista encargado de la materia, puesto que aunque es una técnica que no conlleva apenas efectos secundarios ni riesgos, siempre es positivo saber a qué nos someteremos y si somos compatibles.

    Pero, ¿en qué consiste la mesoterapia?, veamos este punto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *