Ejercicios para realizar en cualquier sitio y adelgazar.

   Está claro que una buena alimentación es la clave para mantener nuestro organismo sano, pero realizar alguna actividad física de manera regular nos ayudará en esta ardua labor. Es más, es imprescindible juntar estos dos buenos hábitos para alcanzar un mejor resultado. ¡Llega el momento de hacer ejercicios para adelgazar! Lo más recurrente es acudir a un gimnasio, si bien no es la única manera de ejercitarse y explicaremos algunas alternativas a esto.

   En un gimnasio encontraremos, en la mayoría de los casos, todo lo necesario y el último empujón que necesitábamos para realizar ejercicio de manera regular. Inconvenientes, pues que nos costará un buen dinero dependiendo del nivel del gimnasio, que debemos tener cierta disponibilidad horaria, y que perderemos tiempo entre desplazamientos y demás. Por otro lado, contaremos en la mayoría de los casos con la ayuda de algún monitor que nos facilitarán el inicio, en los gimnasios decentes hay máquinas para casi todo lo que pretendamos, nos encontramos en un ambiente de ejercicio que seguramente terminará contagiándonos y estaremos con gente con la que compartiremos experiencias y harán más amenas nuestras actividades.

EJERCICIOS PARA ADELGAZAR   La alternativa a todo esto es entrenar en nuestra casa, quizás no consigamos los mismos resultados que en un gimnasio, pero es gratis, lo hacemos a nuestro ritmo y mucho más cómodo. Eso si, requiere de una gran constancia y disciplina que no muchos poseen. Cuando consigamos hábito con una tabla de ejercicios, los llevaremos a cabo de manera automática y rápida, aprovechando cualquier lugar, ya sea la playa, un parque o cualquier banco de la ciudad. Pero ¡ojo! ejercitarse por libre no es sencillo, insistimos en que se requiere disciplina y constancia, las tentaciones son muchas y variadas.

   Para comenzar sólo necesitamos un lugar lo suficientemente amplio como para no andar a golpes con los muebles, ropa cómoda y una esterilla para realizar ejercicios de suelo.

   Si lo que buscamos es perder peso, la actividad aeróbica es la que debemos realizar, ya sea correr, andar de manera acelerada, nadar, o montar en bicicleta, en general todo aquello que se basa en resistencia. Estudiar con algún especialista, consultando alguna tabla seria o simplemente con un pulsómetro en el que conozcamos nuestros valores, el límite que debemos llevar en relación con nuestra edad o peso. Queremos fortalecer nuestro corazón, no llevarlo a un punto en el que sufra demasiado. Quizás sea el tipo de ejercicio más difícil de realizar por motivos obvios en el interior de un hogar, una bicicleta elíptica o estática nos ayudaría en gran medida, sino ya sabéis, a trotar por el parque.

   Por otro lado, la actividad anaeróbica es la  asociada a la fuerza y ejercicios de corta duración pero con elevada intensidad, del tipo pesas, flexiones o velocidad. Es el tipo de ejercicio que debemos realizar para conseguir masa muscular o simplemente definir la que ya tenemos. Es más sencillo su práctica en un domicilio, unas pesas o mancuernas nos ayudarían de sobremanera, sino siempre nos quedarán dos paquetes de arroz o harina.

   Lo ideal sería practicar ambos tipos de ejercicio, siempre teniendo en cuenta nuestra limitaciones, objetivo que deseamos alcanzar, grado de sedentarismo, tiempo que llevamos sin hacer ejercicio, edad, sexo y otros muchos factores con los que, de tenerlos en cuenta, evitaremos lesiones, no llevaremos a un extremo nuestro corazón o simplemente al día siguiente de nuestras primeras prácticas, estaremos tan muertos que no nos quedarán ganas de continuar.

   Para conseguir unos resultados buenos,debemos entrenar al menos tres veces por semana, debiendo ser cada sesión como mínimo de una hora. Esto siempre en función de nuestra disponibilidad, pero os recomiendo buscaros un hueco en el calendario semanal para dedicarlo a vuestra ración de ejercicio, veréis los resultados en poco tiempo.

   Veamos algunos ejemplos de ejercicios para adelgazar que podemos realizar en cualquier sitio y sin la necesidad de gastar mucho dinero. Podemos comenzar la actividad realizando algo de ejercicio aeróbico, ya sea trotar un poco, correr de manera moderada o haciendo un poco de bicicleta. Nos servirá como calentamiento e iremos preparando el cuerpo para la actividad. Calentar y estirar es imprescindible antes y después de cualquier actividad física, ahorraremos en fisioterapeuta o traumatólogo.

EJERCICIOS PARA ADELGAZAR EN CASA

EJEMPLOS DE EJERCICIOS PARA ADELGAZAR EN CASA 

  • Flexiones o fondos: manteniendo el cuerpo recto y apoyando las manos en la esterilla, subiremos y bajaremos el pecho. Si comenzamos y todavía nos cuesta este ejercicio, siempre podemos apoyar las rodillas en la esterilla y hacer lo mismo con el pecho. Con el tiempo es conveniente cambiar y hacer el ejercicio completo.
  • Sentadillas: nos ponemos de pie, con una abertura de piernas a la altura de los hombros, y empezamos a flexionar las rodillas como si fuésemos a sentarnos en una silla, hasta que nuestros muslos están paralelos al suelo. Podemos realizar este ejercicio apoyando la espalda en una pared, aunque así resultará menos efectivo.
  • Zancadas: un ejercicio muy completo y con el que dejaremos nuestro “culete” duro. De pie y con las manos en la cadera, adelantaremos de manera alternativa las piernas sin sobrepasar los 90º con la pierna adelantada y sin despegar este talón del suelo. Mantendremos la figura natural del cuerpo, echando nuestro peso hacia la pierna de atrás.
  • Elevación de pelvis: con la espalda sobre la esterilla, estiramos los brazos paralelos al tronco y flexionamos las rodillas. Levantaremos la pelvis apoyándonos en el omoplato. Si queremos darle mayor dificultad al ejercicio, podemos proEJERCICIOS PARA ADELGAZARbar a estirar una pierna hacia arriba como continuación con el tronco.
  • Flexión de tríceps: contaremos con la ayuda de un banco, silla o simplemente un bordillo. De espaldas pondremos las manos en la silla con los dedos hacia fuera, adelantaremos un poco los pies y bajaremos hasta donde podamos. Cuanto más separemos las piernas de la silla, más dificultad tendrá el ejercicio.
  • Abductores: recostados sobre un costado del cuerpo sobre la esterilla, utilizaremos un brazo para sujetar la cabeza y el otro para mantener nuestro equilibrio. Levantaremos la pierna de encima, con los pies apuntando al frente. Otro ejercicio de abductores sería el siguiente: en la misma postura que el anterior, dejaremos la pierna superior tocando el suelo y cruzaremos la pierna inferior elevándola todo lo posible.
  • Abdominales: con la espalda sobre la esterilla, flexionamos las rodillas y con los pies apoyados en el suelo. Ponemos las manos cruzadas sobre el pecho, y elevamos de manera suave la cabeza y omoplato hasta elevar el tronco. No levantar los pies y mantener las rodillas dobladas.

    En youtube  encontraréis decenas de vídeos sobre estos ejercicios, así podréis completar la información y hacerlos de manera más eficaz y sana. Sobre las cantidad de repeticiones sería conveniente buscar información más personalizada para nuestro caso, no es lo mismo una persona sedentaria que alguien que está acostumbrado a realizar ejercicio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *