Beneficios de la Cavitación.

   Ya hemos visto qué es la cavitación, pero…

¿Cuáles son los beneficios de la cavitación?

 

   Aquí trataremos de poner solución a tus dudas. También cabe recordar, que aunque se trata de una técnica que no conlleva apenas contraindicaciones, siempre existen pequeños riesgos y ciertas personas a las que no es aconsejable realizar un tratamiento de cavitación, consulta este apartado al respecto.

   Sabemos qué la cavitación, es una técnica que consiste en el tratamiento de problemas como la celulitis, piel de naranja e incluso la  piel de colchón, con ondas ultrasónicas que rompen las zonas adiposas convirtiéndolas en líquido, para así ser expulsadas por el sistema linfático en forma de orina. Pero no nos engañemos, no se trata de un método adelgazante, sino más bien el complemento perfecto a aquella dieta ya realizada y conjugada con la práctica de eBeneficios de la cavitaciónjercicio de manera regular.

   Durante la realización del tratamiento también debemos llevar a cabo buenas conductas alimenticias, pues sería ilógico querer eliminar aquellas zonas grasas de nuestro cuerpo y por otro lado continuar con la ingesta de todo tipo de productos nocivos para nuestro objetivo. No olvidar también que el consumo de al menos, 2 litros de agua durante este tratamiento también nos ayudará a realizar una mejor expulsión de la hastiada grasa.

   Se trata pues de una técnica no invasiva, no dolorosa, sin aplicación de anestesia, con resultados en muy corto espacio de tiempo, si bien es conveniente establecer una secuencia de sesiones apropiada y mantener ciertos hábitos para que no vuelva la grasa eliminada, sin cirugía y por lo tanto sin incómodo y doloroso postoperatorio, como sería el caso de la liposucción.

   El tiempo de cada sesión es un factor positivo a tener en cuenta, un tratamiento de cavitación dura entre 30 y 40 minutos, que es un corto espacio de tiempo para los beneficios que obtendremos.

   Así que ya sabéis, si sois delgadas/os, pero no hay manera de deshaceros de aquellas zonas adiposas, la cavitación es vuestra solución. Con una sesión se comienza a eliminar aquellas zonas que tienen depósitos densos de células grasas, que se romperán expulsando por el torrente linfático la grasa acumulada.

   También nos encontraremos con que nuestra piel se sentirá más tersa y elástica, lejos de pensar que después de la pérdida de centímetros de contorno nuestra piel quedaría flácida, nuestra piel se acomodará a nuestro nuevo volumen de manera increíble. Prueba de ello, es que muchos especialistas del sector recomiendan un tratamiento de cavitación a aquellas personas que previamente se someten a una liposucción, con el único fin de terminar de modelar nuestro cuerpo, y tratar los problemas de exceso de piel que quedan tras pasar por el quirófano.

   Como dijimos en alguna ocasión, también se puede tomar esta técnica como el complemento perfecto a la presoterapiacon la que conseguiremos una mejor limpieza de los deshechos.

   He aquí un ejemplo de tratamiento de cavitación:

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *