Alimentos para embarazadas

    ¡Enhorabuena! estás embarazada o tienes al menos una persona cercana en situación de embarazo, y como no, es de las mejores experiencias que puede vivir una mujer. Pero a la par, estarás harta de escuchar en lo que a comida se refiere, cosas del estilo “eso no puedes comerlo”, “Uy eso no deberías tomarlo, es malo para el bebé”.”¡el jamón crudo ni tocarlo!”. Debemos llevar una dieta equilibrada y saludable, a la par que la conjugamos con algo de ejercicio físico indicado para nuestro estado. Alimentos para embarazadas hemos puesto de hombre a este artículo, os mostraremos qué comer y qué queda prohibido o al menos limitado en esta dulce experiencia.

   Un buen ejemplo de dieta equilibrada sería nuestra dieta mediterránea y llevándola siempre con las cantidades recomendadas, con las excepciones que todas las mamas saben. Aquí os dejamos una lista de alimentos que NO debemos tomar durante el embarazo.

ALIMENTOS PROHIBIDOS PARA EMBARAZADAS

 

  • Mariscos o pescados crudos: este tipo de productos puede contener el parásito anisakis, que es bastante peligroso para nuestro bebé. No debemos tomar sushi o cualquier otra modalidad de pescado crudo si estamos fuera de nuestra casa. La manera de evitar este parásito, es congelando el pescado al menos durante 2 días, y esto obviamente no podemos saber si lo hacen al 100% en lugares como bares, restaurantes, etc. Una vez cocinado el pescado o el marisco, no hay riesgo por este parásito. Ya sabéis, si compramos el pescado que sea, a ser posible sin vísceras. Y en caso de que esto no sea posible, limpiadlo nada más llegar a casa.alimentos para embarazadas
  • Carnes poco hechas o embutidos: este tipo de carnes pueden transmitirnos una infección parasitaria que se llama Toxoplasmosis. Este parásito es verdaderamente peligroso y tras su contagio, los síntomas son similares a los de una gripe común. Durante el embarazo es importante realizar análisis de sangre a la madre para ver la existencia de anticuerpos de esta enfermedad. De contraerla, el contagio al feto es más probable con el avance de los meses de gestación. Importante tener en cuenta este parásito, puede ocasionar graves problemas a la salud de nuestro pequeño.
  • Leche no pasteurizada o quesos: existe riesgo de infección de la bacteria Listeria Monocytogenes, que es el nombre científico del causante de la tan temida listeria. Esta enfermedad afecta con mayor probabilidad a aquellas personas que tienen su sistema inmunitario debilitado, ya sea por su edad como por su estado. Se trata de un problema grave si afecta a nuestro bebé, por lo tanto ya sabéis, controlad las etiquetas de todo producto lácteo que consumamos para verificar que se hace con leche pasteurizada.
  • En general toda bebida excitante: café u otras bebidas con cafeína o teína. Bastará con moderar su consumo, tampoco es necesario que nos privemos totalmente del placer de una taza de café, pero si controlarlo y no superar la taza diaria. Igualmente sucede con las bebidas carbonatadas, que producen sensación de hinchazón o cualquier otra bebida que tenga azúcares.
  • La sal: debemos reducir su consumo. La sal tiene un doble efecto en nuestro organismo, y por lo tanto en el de nuestro bebé. Eleva la tensión arterial con el riesgo que ello conlleva y retiene líquidos qué originará un mayor aumento de peso. El tema de los kilos ganados durante el embarazo también es un tema que debemos tener en cuenta.
  • Grasas no recomendables o de baja calidad: esto debe limitarse en cualquier dieta, no sólo en las mujeres embarazadas, pero si estás en estado con mucho más motivo. Toda la comida precocinada, pastelería industrial o aquellos productos que todos conocemos, no serán recomendables a la hora de tener a nuestro bebé. Cierta grasa es necesaria para nuestra alimentación, pero podemos conseguirlas de manera más saludable en otros alimentos.
  • Pescados tipo atún, pez espada…: debemos controlar el consumo de este tipo de pescados de gran tamaño. Contienen un alto porcentaje de mercurio, que puede afectar el desarrollo del feto.

Bien, hemos visto qué no es recomendable comer en caso de estar embarazada. Pero ¿qué alimentos son buenos añadir a nuestra dieta durante estos magníficos meses?

ALIMENTOS BUENOS PARA EMBARAZADAS

 

  • Nueces: la nuez  es un fruto seco muy recomendable si estás embarazada. Tienen grasas saludables, de las que decíamos con anterioridad que se pueden tomar. Dan energía de modo rápido y aparte están muy ricas como complemento de nuestras ensaladas, nuestros postres o simplemente como tentempié. Ricas en Omega-3 serán una opción muy sana.
  • Mango: en este estado debemos comer mucha fruta. Estamos de enhorabuena, una de las más ricas o por lo menos eso creo yo, es el mango. ¿Os cuento una cosa? se trata de una fruta muy rica en potasio y vitaminas A y C. El mango está sabroso de cualquier manera, en tus postres, en ensaladas y como no, como zumo natural.
  • Avena: sin duda es uno de los alimentos más recomendables para comer durante el embarazo. Es un cereal rico en fibra, que nos ayudará a regular el tránsito intestinal y a controlar en tema del tan común estreñimiento durante estos meses. También nos aportará energía y es rico en Vitamina B, proteínas, magnesio o fósforo.
  • alimentos prohibidos para embarazadasAguacate: este fruto contiene ácido fólico, una vitamina más que necesaria para la formación del sistema nervioso del bebé. Aparte también será nuestro aliado cuándo tengamos momentos de nauseas durante el embarazo.
  • Salmón: un pescado rico en el necesario Omega-3, ese tipo de ácidos grasos que necesita nuestro organismo. Eso si, debemos cocinarlo y no abusar de él, pese a no tener tanto mercurio como el atún o el pez espada, siempre tiene algo.
  • Yogurt natural: tomar yogurt natural es muy sano, tanto si estás embarazada como si no. Es una fuente magnífica de calcio, que nos viene genial para la futura maternidad. Aparte, al ser natural nos libraremos de los azúcares añadidos o colorantes artificiales que traen los yogures de sabores.
  • Carnes magras: es necesario tomar carne durante el embarazo. La carne nos aporta proteínas y hierro, dos de los nutrientes básicos durante el embarazo. ¿Cuál es la parte mala? que la carne puede contener mucha grasa. De ahí a que recurramos a carnes magras, bajas en grasa y con alto contenido en fibra muscular, ya sean carnes de ave, conejo o similar.

   Bueno, ya tenéis un poco más de información a tener en cuenta a la hora de alimentaros en esta extraordinaria etapa. No hay que obsesionarse con este tema, pero si tener en cuenta estos y otros puntos para no correr riesgos innecesarios. Os recomendamos, y así os lo mandará vuestro médico, que visitéis a una persona capacitada para controlar en peso que vayáis ganando. Es aconsejable ceñirse a unas cifras e intentar no pasarlas, bastará con cuidar un poco las cantidades y hacer alguna actividad suave.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *